Qué es el surf?

Un fabuloso deporte de corte e inspiración netamente hawaiiano día a día cobra más impulso en nuestras costas marplatenses. Nos referimos al "surfing", término que significaría aproximadamente "cresteando"; otra atracción que se suma a las muchas de nuestras playas.


La fascinación de penetrar con destreza en el mar para transponer la rompiente; llegar luego al sitio ideal donde las olas empiezan a combear; esperar la mejor ola para -en el momemto justo- bracear con fuerza acostado sobre la ola, dándole así impulso, que comenzar a "navegar" a gran velocidad antes que la ola rompa y entonces, en el preciso instante en que quiebra, incorporarse agilmente sobre la tabla manteniendo el equilibrio ubicando los pies y el peso del cuerpo para poder guiarla..; desarrollar velocidades vertiginosas (hasta 60 kms. horarios!!); gozar de la libertad del mar; oir el rugido de la rompiente que lo persigue; lograr el perfecto dominio muscular en armónica estabilidad y sentir que se domina al mar! son algunas de las grandes emociones que experimenta el "surfer". Desde épocas remotas se recogen datos de la práctica de este deporte ideado por los indígenas de la Polinesia. Según escribió el Capitán Cook al pasar por Hawaii en 1778, ellos "domaban" el mar "cabalgando" enormes y pesadas tablas de madera y como fuera necesaria gran fortaleza y destreza física para ser un buen "surfer", muchas tribus coronaron Reyes a los mejores de estos osados deportistas. Por eso se conoce al "surfing" como "el deporte de los reyes". Fue recién a fines de 1920 cuando el campeón olímpico de natación, el hawaiiano Duke Kahanamouku, introdujo esta novedad en las costas australianas, que el "surfing" tomó carta de ciudadanía occidental, conquistando rápidamente adeptos. Luego se sumaron por millares los aficcionados en Estados Unidos, Perú, Sud Africa, Francia, Ecuador, Brasil, etc. Ahora el "surfing" llega a nuestras costas. Creemos que nunca se practicó antes en nuestro vasto litoral por la errada y tan difundida versión de que nuestras olas -generalmente de mediano tamaño- no eran apropiadas, ya que se piensa que solamente son buenas aquellas olas gigantescas, características en fotos y filmes de Hawaii. Pero lo que verdaderamente interesa de la ola es su forma y manera de quebrar, y no el tamaño, pues en los campeonatos mundiales hay competencia de "ola chica" y "ola grande". Muchas veces en nuestro mar rompen olas de forma ideal, como nos lo verifica el campeón australiano Peter Troy, durante su visita en 1964.
En nuestro país unos pocos fanáticos -que aumentan día a día- se nuclearon bajo el nombre de "Lampalagua" Agrupación de Surfing Argentina (con sede en la Capital). Estos deportistas comenzaron a diseñar, fabricar y vender modernas tablas de "Fiberglass" (material que las hace más livianas, resistentes y maniobrables). Salieron a explorar nuestras costas en busca de emociones a fines del 65, y durante todos estos inviernos (protegidos del frío por trajes de goma "neoprene"), han llegado a nuestras playas los primeros surfers. Ellos son Federico Laich, Jorge Azulay, Raúl de Ibarreta, Ricardo Mandojana y Ezequiel Padovani. Estos arriesgados deportistas han logrado "jinetear" la belicosa rompiente de muchas playas, principalmente Playa Grande, Punta Mogotes y La Perla. Paralelamente a los "Lampalagua" comenzaron a incursionar por las playas marplatenses el grupo que luego formaría el "Kikiwai Surf Club" (tambien de origen porteño), entre ellos se destacaban Luis De Ridder, Daniel Gil y Armando "Cachito" Lopez León. Más tarde estos dos grupos se fusionaron bajo la misma denominación de CAT ("Club Argentino de Tablistas") y hubo también un intento de integración con los deportistas marplatenses (agrupados por "Tito" Tiribelli, los hermanos Muñoz y Errecaborde, Luis Ventura, "Juancho" De Leonardis, etc.) quienes también habían adoptado el nombre de Kikiwai, ideado por Daniel Gil. Todavía la situación institucional no est del todo clara a pesar de haberse realizado ya dos o tres torneos nacionales y los internacionales (con predominante presencia argentina) de Punta del Este, Uruguay. Es de desear que todos los "jinetes de las olas" -que son una fuerza creciente- hermanados por una misma pasión, se unan también en una sola entidad nacional que los federe, obteniendo con la cooperación mutua un beneficio colectivo. Actualmente las condiciones son ideales para tal fusión que, en el supuesto de llevarse a cabo, sería el empujón definitivo para este deporte en nuestro medio e internacionalmente. Ya hemos tenido elementos que nos han representado en eventos internacionales, obteniendo "surfing areas" (playas vedadas que solamente admiten "corredores de olas") y otras facilidades que se acrecentarían si existiera una entidad representativa del sentir de la mayoria de sus aficcionados deportistas.
Desde esta columna que iniciamos hoy en las páginas de nuestro diario, discutiremos tácticas, novedades, campeonatos, anécdotas, etc., con el fin de hacer conocer y apoyar este sano deporte que enriquece el atractivo turístico de nuestra ciudad atlántica.
"THE LION"

"Me levanté esta mañana y puse la radio;/ quería saber como andaban las olas para ver si podía ir,/ y cuando el disc jokey me dice que el oleaje es perfecto,/ ya sé que mi chica y yo lo pasaremos bien./ El surf es la única vida, el único camino para mí." Surfin, de los Beach Boys, 1961.

Fragmento del libro ¨Surfeando Argentina¨de Gabriel Nannini


ASA Surf Argentina